Triángulo Interior: Capacidad de Amar, Control de Impulsos,  Razonamiento Moral
Criando a los niños a riesgo
Triángulo Interior: Capacidad de Amar, Control de Impulsos,  Razonamiento Moral

Si usted piensa que su niño tiene CD, por favor procure una evaluación de salud mental por un profesional competente.  El trastorno de conducta es el precursor más directo del trastorno de personalidad antisocial en la adultez.  ¡Usted no puede superar esto por su cuenta!

¡Es difícil convivir con los niños que tienen CD! Existen muchos sitios en la red y programas para padres de familia que ofrecen ayudar a los padres que tienen niños con CD a convertirlos en niños obedientes y respetuosos de las reglas.  Recuerde que los niños con CD probablemente tienen cierto temperamento que puede hacerse más llevadero con la crianza apropiada, pero probablemente no se transformará totalmente.

¿Cuál es el enfoque apropiado a usar en la crianza de un niño con CD?  Primero, considere el triángulo interior.  Si se enfoca en facilitar que su niño disfrute ser amado y desarrolle su capacidad de amar, naturalmente se hará más respetuoso y menos agresivo.  Enséñele a su niño a amar al dedicarle mucho tiempo de calidad.  Trate de encontrar actividades constructivas que su niño disfrute, y compártalas juntos. Es muy importante mantener a los niños y adolescentes con CD aparte de otros niños que tienen el mismo trastorno.  ¡No permita video juegos o programas de televisión violentos en su hogar!

No tenga alcohol en casa si su niño tiene CD. No permita que su niño con CD vaya a fiestas no supervisadas. Mientras menor es el niño con CD cuando empieza a beber alcohol, más probable es que desarrolle una adicción.  La combinación de CD y adicciones es muy difícil de tratar.

Figure maneras de redirigir la energía de su niño a algo constructivo.  Una excelente manera de canalizar su necesidad de poder es el hacerse diestro en algo y así sentirse capaz. Haga que su niño participe en deportes, aprenda música, arte u otro pasatiempo. 

Si cuando su niño desafía su autoridad o rompe las reglas usted responde agresivamente (gritando y pegando) e impone su poder, sus ansias por dominio social resultarán aún más estimuladas.  Se hará más agresivo y desafiante mientras usted trate de imponer su poder sobre él directamente.  En pocas palabras, ¡no es posible someterlo a golpes!  La mejor manera de afirmar nuestro poder sobre un niño o adolescente con CD es asumiendo el papel de maestros.

Los niños con CD necesitan límites firmes, reforzados por consecuencias.  El propósito de estos límites es enseñarle control de impulsos.  Si los niños son capaces de desarrollar mejor control de sus impulsos serán menos dominados por sus tendencias agresivas.

Los niños con CD también tienen problemas en su razonamiento moral. Estos niños necesitan que los adultos sirvan de ejemplo y les enseñen lecciones y conductas morales.

Genetic Connection Between ADHD, Addiction and Antisocial Behavior

El libro Just Like His Father? le ayudará a entender y lidiar con el trastorno de conducta de su niño (disponible pronto en español).

Trastorno de Conducta

Los niños con trastorno de conducta (CD, por sus siglas en inglés) tienen problemas en los tres lados del Triángulo Interior. La Capacidad de Amar, el Control de Impulsos y el Razonamiento Moral están afectados severamente en los niños con CD. Aproximadamente un cuarto de los varones con TDAH también pueden ser diagnosticados con CD.  Se estima que la condición afecta del 6% al 16% de los varones y del 2% al 9% de las chicas.

El trastorno de conducta se diagnostica cuando los niños demuestran un patrón de comportamiento caracterizado por la violación de las reglas y normas.  Las conductas que violan reglas se clasifican en cuatro categorías:

1. Agresión contra personas o animales

2. Destrucción de propiedad

3. Engaño o robo

4. Violaciones serias a las reglas

Ejemplos:

A menudo intimida o amenaza a los demás

A menudo empieza peleas físicas

Ha utilizado un arma capaz de causar daños físicos severos a alguien (p.e., bate, ladrillo, botella rota, cuchillo, arma de fuego)

Ha sido físicamente cruel con otras personas

Ha sido físicamente cruel con animales

Ha robado confrontando a la víctima (p.e., asalto, robo de cartera, extorsión, robo armado)

Ha forzado a alguien a desempeñar actos sexuales

Ha iniciado incendios deliberadamente con la intención de causar daños serios

Ha destruido propiedad ajena deliberadamente

Ha entrado sin permiso a domicilios, edificios o autos ajenos

A menudo miente para obtener bienes o favores, o para evitar obligaciones

Ha robado objetos de valor sin confrontar víctimas (p.e., robo en tiendas, falsificación)

A menudo se queda fuera de casa hasta tarde sin permiso, comenzando antes de los 13 años

Ha pasado la noche fuera de casa sin permiso por lo menos dos veces mientras vive con la familia o encargados (o una vez sin regresar por un período más largo)

A menudo falta a la escuela, empezando antes de los 13 años

Existen dos grupos de niños con CD, los que empiezan estas conductas antes de los 10 años, y los que empiezan estas conductas después de los 10 años.  Mientras más temprano se manifiesta el trastorno, más difícil es anularlo.  Aproximadamente la mitad de los niños con CD desarrollarán trastorno de personalidad antisocial de adultos.  Muchos más desarrollarán problemas de abuso de sustancias y adicciones.

Para reducir el número de adultos con trastorno de personalidad antisocial y adicciones tenemos que comenzar temprano el tratamiento del trastorno de conducta en los niños.

ARRIBA