Triángulo Interior: Capacidad de Amar, Controng
Criando a los niños
Triángulo Interior: Capacidad de Amar, Contro

¿Cuál es el enfoque apropiado a usar en la crianza de un niño con ODD?  Primero, considere el triángulo interior.  Si se enfoca en facilitar que su niño disfrute ser amado y desarrolle su capacidad de amar, naturalmente se hará más respetuoso y menos dominante.  El amor reduce las ansias por dominio social.  Enséñele a su niño a amar al dedicarle mucho tiempo de calidad.  Trate de encontrar actividades constructivas que su niño disfrute, y compártalas juntos.

Figure maneras de redirigir la necesidad de poder de su niño a algo constructivo.  Una excelente manera de canalizar la necesidad de poder es el hacerse diestro en algo y así sentirse capaz. Haga que su niño participe en deportes, aprenda música, arte u otro pasatiempo.  Entonces puede ser competitivo, en lugar de sólo ser dominante.

Si cuando su niño desafía su autoridad usted responde agresivamente (gritando y pegando) e impone su poder, sus ansias por dominio social resultarán aún más estimuladas.  Se hará más desafiante mientras usted trate de imponer su poder sobre él directamente.  En pocas palabras, ¡no es posible someterlo a golpes!  La mejor manera de afirmar nuestro poder sobre un niño con ODD es asumiendo el papel de maestros.

Los niños con ODD necesitan límites firmes, reforzados por consecuencias.  El propósito de estos límites es enseñarle control de impulsos.  Si los niños son capaces de desarrollar mejor control de sus impulsos serán menos dominados por sus tendencias básicas.

Genetic Connection Between ADHD, Addiction and Antisocial Behavior

El libro Just Like His Father? le ayudará a entender y lidiar con el trastorno de conducta de su niño (disponible pronto en español).

Trastorno de Oposición Desafiante

Aproximadamente un tercio de los niños con TDAH también puede recibir el diagnóstico de Trastorno de Oposición Desafíante (ODD, por sus siglas en inglés). Se estima que la condición afecta hasta un 10 porciento de los niños de edad escolar.  El trastorno es diagnosticado cuando los niños muestran "un patrón de conductas negativas, hostiles y desafiantes por un mínimo de 6 meses, durante los cuales están presentes cuatro (o más) de las siguientes conductas:

Se enoja a menudo

Argumenta con adultos a menudo

A menudo desafía o se rehúsa a seguir las directrices de los adultos o las reglas

A menudo fastidia a otras personas deliberadamente

A menudo culpa a los demás por sus errores o por su mal comportamiento

Se molesta fácilmente por lo que dicen o hacen los demás

A menudo luce enfadado y resentido

A menudo es rencoroso o vengativo”

Los niños con ODD tienden a tener problemas en el control de sus impulsos.  La verdadera fuente del trastorno es la incapacidad del niño para controlar los impulsos que surgen de sus ansias por dominio social.  Estas ansias le hacen  querer mandar siempre y afirmar su poder sobre las otras personas.  Este deseo de tener poder sobre los demás causa que estos niños sean manipuladores y disfruten el provocar a los demás.

Si usted cree que su niño tiene ODD, por favor procure una evaluación de salud mental por un profesional competente.

¡Es difícil convivir con los niños que tienen ODD! Existen muchos sitios en la red y programas para padres de familia que ofrecen ayudar a los padres que tienen niños con ODD a convertirlos en niños obedientes.  Recuerde que los niños con ODD probablemente tienen cierto temperamento que puede hacerse más llevadero con la crianza apropiada, pero probablemente no se transformará totalmente.

ARRIBA